Los procesos electorales demandan un manual de funciones de un Community Manager, pues son momentos de tensión y pocos pueden superarlos. El o la responsable de las redes sociales de una candidatura o partido político está por vivir ataques de todos los flancos posibles y tendrá que estar alerta.

Por eso el perfil del community manager que se dedica a ser la voz de una fuerza política, debe dejar de lado el lenguaje robótico, pues cada vez es más frecuente que la ciudadanía pida respuestas claras y no un “tomaremos en cuenta tu sugerencia”.

Además tiene que despegarse de las publicaciones programadas, ¡en campaña todo sucede “en caliente”!.

Si las estrategias de marketing político no entienden esto ¡podrían perder la elección! Bueno, tal vez no, pero no se puede negar que las redes sociales son más poderosas que el multitudinario mitin de antaño.

Es en los espacios digitales donde ahora se construye la reputación de una candidatura.

imagen que ilustra el proceso de planeación de un community manager

Qué hace un community manager en campaña

La respuesta a esta pregunta es ser la voz digital del aspirante a un cargo político ¡casi nada! Más allá de programar y publicar contenidos, debe conversar con la audiencia para conocerla y construir un discurso potente que destaque del de sus adversarios.

Se trata de construir una relación de confianza a través de frases que sean congruentes con las promesas de campaña y el lenguaje que habitualmente utiliza el aspirante en otros medios. Recuerda que estos personajes andan escasos de credibilidad y confianza, si no lo crees piensa que apenas un 11% de los mexicanos confía en sus políticos (INEGI).

Por lo tanto, el community manager debe enfocarse en realizar una batería de respuestas genéricas que le ayuden a darle un mensaje oportuno y claro a la audiencia. A continuación, te mostramos un ejemplo para que te resulte más claro:

Como puedes ver, el tipo de respuestas según el mensaje hace la diferencia. Adáptalo al tono y manera que utiliza el personaje en cuestión, pero ojo, lo ideal es que las respuestas las trabajes junto con el candidato para que sean lo más apegadas posible a la realidad.

Por último, no olvides que los periodos de campaña son rápidos y cualquier segundo vale. Más allá de depender de un calendario, depende de tu habilidad para lidiar con los golpes mediáticos que está por vivir el próximo o la próxima gobernante. Ten en cuenta que:

  • En campaña todo se magnifica, así que olvídate de las “pequeñeces”
  • Sé rápido en la respuesta, pero claro y mesurado. Se trata de responder, no de pelear
  • Los adversarios querrán a toda costa atacar, verifica a cuáles debes responder
  • Mantén el lado humano, ya bastante acartonados lucen los políticos como para llevarlos así por el mundo digital

¿Por qué debe importarle esto al Community Manager?

La importancia del marketing político en lo digital está en la cercanía que naturalmente no tienen quienes buscan algún puesto en el gobierno. Por ello los community manager deben ofrecer a los usuarios una sensación de escucha permanente y atención ciudadana. Esto los obligará a mejorar sus técnicas de social listening y monitoreo.

Lo primero para saber en qué momentos se debe intervenir para hacer visibles las propuestas del candidato o candidata, y así posicionarlas en la audiencia. Y lo segundo para controlar posibles crisis y ataques (orgánicos o dirigidos), más vale prevenir que lamentar ¡todo cuenta a la hora de querer ganar una elección!

Algunos ejemplos de community manager destacados en el ámbito político fueron los responsables de la campaña de Bernie Sanders (EUA) en 2016 o los estrategas de la red Abre Más Los Ojos (México) que posicionó al actual presidente. Por si te hacen falta más consejos, en el Instagram de Kwik estamos posteando tendencias todo el rato, pero recuerda que lo más importante es la estrategia y el orden ¡como en cualquier campaña!

¿Te sirvió este post?

Regálanos una estrella (o más)

4.3 / 5. 3

Sé el primero en votar ¡anda, por fa!