Mientras algunas empresas se preguntan qué es un content manager, algunas startups no pueden vivir sin este perfil. Se trata del estratega detrás de la información que se presenta en redes sociales y que en el mundo del lifestyle (estilo de vida) tiene mucha presencia.

Las funciones de un content manager que se dedica a este ramo son fascinantes y entretenidas, porque estamos hablando de un sector que considera la belleza, los viajes y las tendencias como su principal eje. Aunque no todo es glamour.

El estilo de vida demanda un perfil de content manager que esté dispuesto a adentrarse en el mundo de las marcas (con datos y todo), así como el de la geografía (para conocer el destino de moda), pero sobre todo al del monitoreo pues su público cambia constantemente.

Beneficios de tener un content manager de estilo de vida

Primero debemos definir de qué hablamos cuando hablamos de estilo de vida. Esta categoría se utiliza para definir al ámbito en el que se difunde contenido relacionado con tendencias de moda, belleza, decoración, salud y viajes (un poco amplio ¿verdad?).

Si el content manager es el estratega, quien tenga este puesto deberá decidir cuándo y en qué perfil es apropiado mostrar el outfit del momento, espacios minimalistas, consejos fitness o el mejor lugar para comer tapas en Madrid.

Para que lo anterior se logre es necesario un conocimiento amplio de redes sociales. Ojo, no en memes que de eso sabe hasta el primo del tío del sobrino. Saber de redes sociales es conocer horarios, tipos de publicaciones y públicos.

También es importante no confundir el rol del content manager con el de community manager. Mientras el segundo perfil se encarga de ejecutar la estrategia y monitorearla, el primero es quien la planea y desarrolla. Por lo tanto, sí el content suele ser jefe del community.

Tips para ser content manager de estilo de vida

Ahora que ya sabes algunos aspectos generales, te conviene aprender unos particulares. Es verdad que los temas de estilo de vida son frescos e innovadores, pero hay otros que los han hecho en el pasado. Realiza un directorio de publicaciones y consúltalo de vez en cuando.

En este sector, quizá más que en cualquiera, importan las tendencias. Y no sólo de SEO y SEM, también las de las temporadas. Mantente al tanto de la moda y su evolución, clasifica según la época del año y publica para mantenerte a la vanguardia.

El plan de contenidos es fundamental, especialmente para definir en qué redes (o medios) aparecerá tu mensaje. Las imágenes van en Instagram seguro, pero si requieren de una explicación larga como una crónica, entonces Facebook es ideal.

Por último recuerda que la organización es la principal característica de este perfil. Recuerda filtrar, clasificar y personalizar la información ¡no querrás recomendar un destino de playa en invierno a los turistas de tu país!

Si quieres una idea de cómo hacerlo, en los comentarios pídenos la plantilla que utilizamos en Kwik para organizarnos.

¿Te sirvió este post?

Regálanos una estrella (o más)

5 / 5. 1