Los empleos de community manager abundan desde que se descubrió que las redes sociales eran algo más que mandar fotos de gatitos. La juventud tomó ventaja de esto y las convirtió en el espacio ideal para divertirse y compartir información, por lo que corrió como pólvora el rumor de que sólo un “muchachito/a” podía con el ciberespacio.

Las empresas que buscan community manager siguen con esa idea y buscan emplear gente con características cercanas a la diversión y lejos de la formación. Porque sí, hay que reivindicar al community y dejar de lado la idea de que cualquiera puede con ese puesto, se necesitan habilidades que no da el compartir memes todo el rato.

Pero ¿qué estudiar para ser community manager? Probablemente tengas en la cabeza algunas ideas sobre carreras universitarias que en sus planes contienen materias ligadas al tema, pero lo cierto es que un perfil como este se nutre de la multidisciplina. Por ello te presentamos algunas sugerencias si buscas ser community manager.

¿Qué es un community manager?

Primero debemos dar la definición de community manager, porque es verdad que las empresas no tienen mucha idea del puesto (quienes lo solicitan tampoco, pero bueh). El primer mito que debe romperse al respecto es que no se trata de la persona que se encarga de las redes sociales ¡¿Qué?! Así como lo lees.

En el nombre lleva la penitencia. Un community se encarga de construir comunidad, es decir, de generar una serie de público cautivo para la marca o empresa que labore. Su principal arma es el contenido creativo, pero también la capacidad de analizar horarios y momentos en los cuales puede incidir con ese mensaje.

Qué hace un community manager: más allá del “sobrino que le sabe”

La principal labor de un community manager es hacer que las cosas pasen. Es quien pone en marcha la estrategia digital, pues conoce de características y funciones de las redes sociales. Además es quien organiza las publicaciones por horarios, pues sus evaluaciones y reportes le dejan ver los hábitos de la audiencia (comunidad) que interactúa.

Es la persona que da la cara (virtual) de la marca u organización, pues si surge una duda con algún producto o servicio es el community quien la resuelve. Por ello es importante hacerle fan y conocedor de la marca, pues será quien la defienda ante los trolls y haters. Por ello se sugiere que sepa redactar bien, pues el texto debe ser claro y concreto.

Generalmente es alguien joven, pero la edad no es una limitante para contratar a un community manager. Es cierto que los millennials (y ahora los centennials) están más de cerca con la tecnología, pero las habilidades del community son más que tecnológicas. Céntrate en ello a la hora de contratar a alguien para el puesto y obvia el factor edad.


Tal vez te interese: ¿Te preguntas quiénes son los centennials? 5 claves para entenderles


¿Qué no es un community manager?

Ya queda más claro qué es un community manager después de nuestra fabulosa explicación, ahora hay que dejar más clarito qué no es alguien que realiza esta labor. Y probablemente habrá quien después de leer esto diga que no todas las empresas pueden cubrir la posición tal y como aquí se explica. Fácil, no la ofertes como community manager.

El primer paso es crear falsas expectativas, pues community manager parece ser un puesto que se encarga de todo lo tecnológico y querrán endilgarle hasta el sitio web. Nuevamente, su labor es enteramente social y se encargará de gestionar una comunidad, así que más que alguien techie busca a alguien con experiencia en atención al cliente.

El community manager no es el diseñador. A menudo se encuentran ofertas de empleo que le piden a los aspirantes el conocer herramientas de edición de imagen y, si bien es un plus, no es un requisito para este puesto. Elabora bien tu plan empresarial digital e invierte en las dos posiciones: diseñador y community.

¿Qué estudiar para ser community manager?

Una vez dichas las funciones de un community manager podrías pensar que las carreras más cercanas para serlo son las relacionadas con la comunicación y estás en lo correcto. Un experto o experta en comunicación sabe que redactar correctamente no está relacionado solamente con la gramática, sino con el efecto y alcance del mensaje.

Pero si de algo adolece el comunicólogo es de orden, pues está acostumbrado a crear y generar idea tras idea sin importar la hora o el lugar. Por increíble que parezca entonces un administrador puede cubrir la posición, pues entiende de procesos y organización. Le dará el total sentido y orden a la planeación, además de ahorrarle tiempo a la empresa.

Sin embargo el administrador funciona de manera mecánica, pocas veces lo hace analíticamente. Aquí entra el mercadólogo o marketer, pues sabe obtener lo mejor de las cifras para transformarlas en resultados. El único inconveniente es que ven a la audiencia como un indicador y rara vez como seres humanos con necesidades.

Después de leer esto puede que la confusión se apodere de tu organismo, pero no te exaltes que hay una respuesta a la pregunta de qué estudiar para ser community manager. Es un perfil multidisciplinario que no se aprende enteramente en la universidad, no porque carezca de seriedad o estatus, sino porque aún se estudian sus alcances y beneficios.

Cursos para ser community manager

Para cubrir las características de un community manager puedes comenzar estudiando alguna de las carreras que ya se mencionaron y fortalecer tu formación con alguno de los cursos que ofrecen instituciones de amplio reconocimiento. La gran mayoría, si no es que todas, te dan certificaciones de alto valor e incluso oportunidades laborales.

Cuánto cobra un community manager ¡la verdad!

Ser community manager es algo más que redes y ya lo hemos dicho hasta la náusea, por lo que la remuneración debe ser generosa o por lo menos justa. Además debe tomarse en cuenta que son personas con alguna formación universitaria, por lo tanto pasaron 4 años estudiando y concluyeron. El tiempo no regresa, pero una buena remuneración lo compensa.

Si hablamos de cantidades hay un rango entre los 500 y los 1000 dólares, aunque hay empresas que por la delicadeza de su información pagan más que eso. Estas últimas entienden que no cualquiera debe escribir y programar sus contenidos, así que prefieren a alguien caro y muy bien preparado para las emergencias.

Tal vez después de leer esto aún te quedan dudas sobre la formación de un community manager o quizá quieres compartirnos tu propia experiencia. Hazlo por favor en los comentarios, si algo nos interesa en Kwik es el trabajo colaborativo y juntos mejorar nuestra industria.

¿Te sirvió este post?

Regálanos una estrella (o más)

4.5 / 5. 2