Desde que el mundo de la política descubrió las redes sociales ha tenido encuentros agridulces. Por un lado están aquellos profesionales que las hacen sus aliadas y salen bien librados en el ámbito digital, pero la mayoría parece enfrentar un gran reto que le cuesta el cargo al que aspira y puede afectar su reputación política.

La mayoría de los candidatos busca tener legiones de seguidores en sus perfiles virtuales, como suele hacerse en los eventos de la vida real. Pero la cantidad es uno de los factores menos importantes en redes sociales, debe prevalecer la calidad en los contenidos y la manera en la que se comunican las propuestas.

Entonces ¿cómo hacer un análisis de redes sociales para políticos en campaña? Desde las interacciones hasta la manera de convertir seguidores en votantes, estos ambientes digitales ofrecen grandes posibilidades para salir bien librado de la batalla electoral. Vamos por partes para que el gobierno comience desde la red.

Para qué sirve hacer un análisis de redes sociales en época electoral

Un análisis de redes sociales permite conocer la manera en la que evoluciona el rol digital de una marca (personal o profesional). Éste no sólo deja ver el nivel de popularidad o cuántos seguidores se sumaron a la propuesta, también ayuda a conocer los intereses de la audiencia y los lugares en los que se es más influyente.

Estos dos aspectos son fundamentales en una campaña electoral, pues puede saberse con qué propuesta conecta más la gente y así asegurar un cierto número de votos. En cuanto a la ubicación de donde provienen las interacciones, es mucho más fácil acercarse a los posibles votantes y sus necesidades si se sabe en dónde están.

Ambos casos necesitan objetivos. El espacio digital tiene sus propias reglas y deben conocerse, por ello hay que trazar métricas alcanzables y otras complementarias o colaterales ¿A ver, cómo? Fácil: unas deben ser para el perfil en cuestión y otras para ayudar a ganar el cargo.

Por ejemplo: El candidato o candidata tiene un gran número de seguidores en sus perfiles de Facebook, Twitter e Instagram (más que sus adversarios), pero pierde el día de la elección. Pretender que las redes por sí mismas le den el triunfo es igual que creer que con un buen número de pósters en las calles logrará la victoria.


Tal vez te interese: Funciones de un community manager en el ámbito político que deben aplicarse sí o sí


Entonces, ¿qué debió hacer el candidato o candidata? (su equipo digital, más bien):

  • La métrica alcanzable debió ser el número de seguidores, ahí se pueden establecer metas sobre la cantidad que hace lucir mejor la candidatura.
  • La métrica complementaria o colateral debió ser una estrategia de conversión, es decir, cómo hacer que esos seguidores salieran a votar el día de la elección

El análisis de redes sociales permite tomar decisiones sobre el rumbo de la campaña, pues el pulso de las reacciones puede medirse a través de los comentarios y la manera en la que se comparten los mensajes ¿Verdad que es útil? No basta con tener perfiles en todas las redes, hay que saber leerlos.

En la imagen se muestra una red de personas, simulando un análisis de comportamiento digital

Herramientas de análisis de redes sociales ¡hay que contar algo más que los votos!

Para garantizar que los objetivos se cumplan y las métricas se alcancen, existen algunas herramientas que ayudan a que el análisis sea efectivo y por rubro. De entrada están disponibles las de Facebook (Analytics) e Instagram (cuenta comercial) que presentan datos útiles a la hora de planear contenidos y estrategias electorales.

Pero hay otras que permiten analizar comportamientos en determinados lapsos de tiempo y algunas más que ayudan a evaluar el desempeño de estrategias en tiempo real. En la siguiente lista se encuentran 3 que ayudan a que el proceso electoral sea un poco más llevadero (dentro de lo posible):

Brandwatch

Esta herramienta permite hacer escucha digital (social listening) es decir, conocer la voz de la audiencia. Ayuda incluso a realizar comparativas con la competencia y saber cuáles son sus áreas débiles, además de conocer el alcance de la conversación y qué se dice de la marca (en este caso de la candidatura).

Hootsuite Analytics

Con Hootsuite Analytics es fácil saber el número de seguidores e interacciones que tiene una cuenta en redes sociales. Es amigable y permite tener una demostración gratuita para saber manejar su dashboard, además deja ver el comportamiento de las 3 redes más utilizadas en política: Facebook, Twitter e Instagram.

Unmetric

Unmetric usa inteligencia artificial para realizar análisis comparativos. Con su desarrollo tecnológico ayuda a conocer la manera en la que la competencia utiliza las redes sociales y qué tipo de publicaciones le resultan más exitosas ¿Estar un paso adelante del adversario político? ¡Por qué no!

Una campaña electoral es más breve de lo que se piensa y hay que aprovechar el tiempo. Las redes sociales ayudan a que eso sea posible y cualquier colaboración es bienvenida, como la de nuestra Guía de comunicación política digital. Viene con consejos y ejemplos de plantillas para alcanzar la victoria electoral, por lo menos en redes sociales.

¿Te sirvió este post?

Regálanos una estrella (o más)

/ 5.

Sé el primero en votar ¡anda, por fa!